1. Blog
  2. Entrevista de trabajo
  3. Guía completa para una entrevista de trabajo
Redactado por Susan ShorSusan Shor

Guía completa para una entrevista de trabajo

29 min. de lectura
Guía completa para una entrevista de trabajo
Las entrevistas de trabajo son muy estresantes. Las mejores formas de prepararse para el gran día son el ensayo y la práctica. Aquí te contamos todo lo que hay que saber antes de entrar en esa entrevista para que lo tengas todo de tu parte a la hora de optar al trabajo.

¿Así que tienes una entrevista de trabajo? ¡Enhorabuena! Debes de haber escrito un currículum muy bueno. Lo que tienes que hacer ahora es ir a la entrevista, dejarlos a todos con la boca abierta y que cancelen todas las demás entrevistas, ¿verdad?

Hemos reunido 18 consejos sobre lo que hay que hacer antes, durante y después de una entrevista de trabajo para que te contraten. Lo hemos abarcado todo, desde la ropa que hay que llevar hasta lo que hay que decir y hacer. Incluso hemos incluido consejos sobre qué comer antes de la entrevista y cómo dormir bien la noche anterior. Y por si nuestros consejos no fueran suficientes, hemos pedido a algunos expertos en entrevistas que aporten también su granito de arena.

Esto es lo que tienes que hacer antes de tu entrevista:

  • Prepárate para la entrevista de trabajo investigando sobre la empresa, ensayando las respuestas a las preguntas más habituales y preparando algunas preguntas propias.
  • Realiza una entrevista de práctica con un amigo para que te dé su opinión sobre tus respuestas.
  • Planifica el viaje al lugar de la entrevista con antelación y procura llegar 10-15 minutos antes.
  • Presta atención a tu aspecto: prepara tu ropa la noche anterior y asegúrate de sacar la mejor versión de ti mismo/a: ropa elegante, el pelo arreglado, los dientes y las uñas limpias.
  • Mete en tu bolso unas cuantas copias impresas de tu currículum, una lista de referencias y un cuaderno y un bolígrafo para llevarlo contigo.
  • Trabaja tu lenguaje corporal. Prepárate para sonreír, mantener el contacto visual y saludar de forma profesional a todos los que vayas conociendo.
  • Duerme bien la noche anterior (ocho horas si es posible) y come solo platos sanos para prepararte bien para el gran día.

En estos tiempos de pandemia, es probable que tengas una primera entrevista de trabajo preliminar. Puede ser una entrevista telefónica o por videoconferencia para limitar la exposición física. Sin embargo, aquí también tienes que aplicar los mismos principios. La primera impresión cuenta, sin importar en qué soporte se produzca. ¡Y ponte ropa profesional, o al menos un poco arreglada! Los pantalones cortos, mallas o chándales son cómodos, sin duda, pero no representan el mejor uniforme para las entrevistas de trabajo. No querrás perder ese trabajo soñado porque al jefe de personal no le "resuena" tu aspecto...

6 potentes verbos de acción para tu curriculum vitae
Artículo relacionado
6 potentes verbos de acción para tu curriculum vitae

La elección de palabras que transmitan fuerza y a la vez sean adecuadas para tu sector es un factor clave para triunfar. Aquí te presentamos una lista con unos cuantos verbos de acción "potentes" para tu curriculum vitae.

¿Qué buscan las empresas durante una entrevista?

Normalmente, una entrevista de trabajo cara a cara dura entre 45 minutos y una hora. Aunque a ti como entrevistado/a te pueda parecer mucho tiempo, el entrevistador necesita valorar si eres la persona adecuada para el trabajo. Pero además de evaluar tus respuestas, se fijará en otras cosas, como:

  • Apariencia
  • Lenguaje corporal
  • Confianza
  • Conocimientos

Los consejos que te vamos a dar te ayudarán a marcar estas casillas, pero conviene saber que una entrevista es mucho más que una sesión de preguntas y respuestas.  

Cómo preparar tu entrevista de trabajo

Según decía Benjamin Franklin, " Si no te preparas, te preparas para fracasar". También es conocido el dicho de Stephanie Perkins, "Solo tienes una oportunidad para causar una buena primera impresión", entre otros.

Las dos son citas geniales, porque además las dos son verdaderas. Especialmente cuando estamos hablando de entrevistas de trabajo. Aunque podrá haber otras entrevistas para otros trabajos, no va a haber ninguna más para este si la primera no sale bien. En los días previos a la entrevista, debes reservar un poco de tiempo para prepararte y causar una buena impresión. Aquí tienes unos cuantos consejos: 

1. Investiga la empresa

Infórmate a fondo sobre la empresa y el puesto de trabajo para el que te entrevistas. Gracias a internet, hoy en día esto es más fácil que nunca. Ahí puedes buscarlo todo para enterarte de qué hace la empresa, su cultura, sus logros y su percepción pública.

  • El sitio web de la empresa: Lee con atención todas las páginas del sitio para conocer al equipo, entender la historia de la organización y sus servicios. También en su web encontrarás enlaces a sus redes sociales. Las redes sociales te darán una idea de la cultura de la empresa y de cómo se presentan al público. Una página de empresa de LinkedIn también te aportará enlaces a los perfiles de los trabajadores, que puedes utilizar para ver cómo describen sus funciones quienes trabajan allí. Mientras investigas, tómate el tiempo necesario para seguir las cuentas de la empresa, darle a "me gusta" a sus publicaciones o dejar un comentario aquí y allá. Participar en sus publicaciones puede darte visibilidad a sus ojos antes de la entrevista. Aun así, no exageres. Dar indiscriminadamente al "me gusta", compartir y comentar todo puede parecer un poco desesperado.
  • Google:  Busca cualquier noticia de la empresa y comunicados de prensa, especialmente los más recientes.
Consejo del experto

La investigación de la empresa puede ayudarte a preparar la entrevista, pero también puede ayudarte a evitar fraudes laborales o a confirmar cualquier sospecha que puedas tener sobre ella. ¿Las compensaciones y los horarios parecen demasiado buenos para ser verdad? Las valoraciones anónimas de otros trabajadores pueden ayudarte a descubrir lo que hay de verdad detrás de una oferta de trabajo demasiado perfecta. 

Hazte una "chuleta" con la lista de todo lo que has descubierto y tenlo todo en mente, por si el entrevistador te hace la clásica pregunta: "¿Y qué sabes de la empresa? ". Si surge esto en la conversación, elabora tu respuesta con lo que sabes sobre ellos, o úsalo para hacer preguntas propias. Te voy a poner un pequeño ejemplo: Hace unos años me entrevistaron para un trabajo de redactor publicitario en una empresa de e-commerce. Unos días antes de la entrevista, leí un artículo sobre cómo iba a implantar la empresa un sistema de gestión de contenidos (CMS). Pude sacar esto a colación en la entrevista para demostrar mis propias competencias.

2. Conoce tu currículum al dedillo

Tu CV saldrá a relucir muchas veces en tu entrevista de trabajo. El entrevistador lo utilizará para dirigir sus preguntas, así que tienes que estar preparado/a para responder a todo de forma que respalde lo que pone en tu currículum. Imprime copias del currículum y léelo detenidamente para grabarlo todo en tu memoria. Tu currículum presenta tu trayectoria profesional, así que prepárate para explicar la andadura que has seguido hasta ahora, al igual que las competencias que tienes.

Consejo del experto

Los encargados de la contratación no siempre tienen tiempo de leer a fondo los CV antes de la entrevista de trabajo. Aunque esto resulte un poco frustrante en esos momentos, evita recurrir a respuestas "bordes" del tipo: "Esa información puede encontrarla en mi currículum." En su lugar, explica amablemente tu experiencia de forma concisa y pregunta al entrevistador si necesita más información sobre ella.

3. Practica, practica, practica

No sabrás exactamente qué preguntas te hará el entrevistador hasta que entres en la sala, pero las entrevistas son bastante predecibles, puesto que las preguntas siempre siguen más o menos el mismo guion.

Glassdoor ha examinado miles de opiniones sobre entrevistas para seleccionar las preguntas más comunes en una entrevista de trabajo. La lista era de 50, pero aquí están las 10 que nos parece más probable que vayan a hacerte:

  • Descríbete a ti mismo/a.
  • ¿Cuáles son tus puntos fuertes?
  • ¿Cuáles son tus puntos débiles?
  • ¿Por qué deberíamos contratarte?
  • ¿Dónde te ves dentro de cinco años? ¿Y de diez años?
  • ¿Por qué te interesa trabajar en [nombre de la empresa]?
  • ¿Cuáles son tus exigencias salariales?
  • ¿Qué te motiva?
  • ¿Qué tienes para ofrecernos que otros no tengan?
  • Cuéntanos uno de los logros de los que estés más orgulloso/a.
Consejo del experto

Algunas preguntas de la entrevista son simplemente horribles (“¿Cuáles son tus mayores debilidades?”), pero los encargados de selección de personal siguen haciéndolas. Prepárate también para unas cuantas de las "peores preguntas" de las entrevistas de trabajo o incluso para las preguntas trampa, y así no te pillarán desprevenido/a.

Además de estas preguntas estándar, prepárate para enfrentarte a una o dos preguntas basadas en un escenario concreto. Estas preguntas ponen a prueba tu capacidad para resolver problemas y si encajarás en el estilo del equipo.

Por ejemplo, si te entrevistan para un puesto de dirección, el entrevistador podría lanzarte una pregunta sobre liderazgo: "Notas que un miembro de tu equipo no sigue las indicaciones y parece constantemente distraído o desinteresado. ¿Qué harías tú en esta situación?”. O: "Dos miembros de tu equipo no se llevan bien y vienen a quejarse individualmente el uno del otro. ¿Cómo resolverías el problema?"

Escribe la respuesta que darías estas preguntas y practica a responder en voz alta delante del espejo. Una vez que estés satisfecho/a con tus respuestas, pide a un amigo que haga el papel de entrevistador y te dé su opinión. Cuanto más cómodo/a te sientas con tus respuestas, más seguro/a te sentirás si surgen estas preguntas durante la entrevista. Ten en cuenta lo que sabes sobre la cultura de la empresa al escribir tus respuestas.

4. Prepara algunas preguntas propias

Las entrevistas de trabajo son un camino de ida y vuelta. Te darán la oportunidad de realizar algunas preguntas por tu cuenta, esperando que la aceptes.

Pero no preguntes solo por preguntar. Esta parte de la entrevista de trabajo puede hacerte ganar o perder. Piensa bien lo que vas a preguntar. Tus preguntas deben mostrar tu interés por el empleo y la empresa. Evita preguntar cualquier cosa que se haya tratado antes en la entrevista o detalles que puedan mostrar una falta de interés o de ética de trabajo.

Aquí tienes algunas preguntas que pueden jugar a tu favor:

  • Me gustaría saber un poco más sobre las responsabilidades diarias de este trabajo.
  • ¿Qué tipo de actividades de formación tienen disponibles los empleados?
  • ¿Cómo describiría usted la cultura de trabajo de la empresa?
  • ¿A qué tipo de retos se enfrentaría el candidato en este trabajo?
  • ¿Cómo se mide y se revisa el rendimiento?
  • ¿Existe la posibilidad de un ascenso en el futuro?
  • ¿Qué características diría usted que se necesitan para tener éxito en este puesto laboral?

Aquí tienes algunas preguntas que debes evitar:

  • ¿A qué se dedica su empresa?
  • ¿Cuántas horas tendré que trabajar a la semana?
  • ¿Puedo trabajar desde casa?
  • ¿Cuánto me pagarán?
  • ¿Cuándo puedo coger vacaciones?
  • ¿He conseguido el trabajo?

Si al finalizar la entrevista el encargado de la contratación te cede la palabra por si quieres añadir algo más, llévate preparadas unas palabras de cierre sobre los motivos que te hacen la persona adecuada para ese trabajo. Es una de las cosas más importantes que hay que decir en una entrevista. 

Consejos de los más grandes empresarios sobre productividad
Artículo relacionado
Consejos de los más grandes empresarios sobre productividad

¿Quién mejor para aprender sobre productividad que los fundadores de algunas de las empresas más importantes del mundo? Hemos resumido algunas de sus mejores ideas en consejos que puedes utilizar hoy.

5. Planifica el desplazamiento

¿Sabes dónde se encuentra la empresa? ¿Cómo se llega hasta allí? ¿Cómo vas a llegar, en coche o en transporte público?

Planifica el desplazamiento con antelación. Haz un simulacro la semana anterior a la entrevista de trabajo, con el objetivo de llegar a la empresa 10-15 minutos antes. Cronometra el viaje. Si vas a utilizar el transporte público, anota qué tren o autobús tienes que coger y a qué hora tienes que salir para llegar a la estación o la parada. Y ten un plan de emergencia que tenga en cuenta imprevistos como retrasos u obras en la carretera. Esto puede parecer exagerado, pero tener el tema del desplazamiento bajo control es un estrés menos el día de la entrevista. Si ocurre algo que escapa a tu control y  te obliga a llegar tarde, llama al entrevistador y avísale. Estas cosas pasan y la mayoría de la gente es comprensiva. Una llamada telefónica demuestra que respetas su tiempo.

Consejo del experto

Puede que el trayecto no sea siempre físico. Si se trata de una entrevista por videoconferencia comprueba el portátil, la cámara web y el micrófono con antelación para estar seguro/a de que funcionarán cuando llegue el gran día. Descárgate el programa que vas a utilizar y pruébalo antes para que no te cueste navegar por la interfaz delante del encargado de la contratación.

6. Lleva esto contigo

Desempolva tu bolso, cartera o portadocumentos más elegante y métele dentro las siguientes cosas:

  • Cinco copias en papel de tu currículum
  • Un bolígrafo y un cuaderno para tomar notas
  • Una versión escrita de las preguntas que piensas hacer
  • Una lista de referencias
  • Caramelos de menta o similares

7. Duerme bien

Seguramente estarás excitado/a o nervioso/a la noche anterior a la entrevista de trabajo, pero debes intentar dormir bien. Lo recomendable es dormir unas siete u ocho horas.

Estas son unas cuantas cosas que puedes hacer para intentar relajarte y desconectar.

  • Toma un baño o una ducha caliente. Según Lifehacker, una ducha o un baño moderadamente caliente (unos 38º C) de entre 5 y 15 minutos ajusta la temperatura de tu cuerpo lo suficiente como para que te sientas bien y relajado/a. Pero no conviene elevar demasiado tu temperatura corporal porque eso te aportará energía.
  • Apaga todas las pantallas al menos una hora (mejor aún, ¡dos!) antes de acostarte.
  • Lee un libro (impreso, no digital).

8. Prepara tu ropa de antemano

Prepara tu ropa la noche anterior a la entrevista de trabajo. Comprueba que no tenga arrugas, agujeros ni manchas. Prepara también tus zapatos. Asegúrate de que están limpios, pulidos y sin rozaduras ni daños. Debes ponerte un atuendo que encaje con la empresa. Si vas estar en un entorno empresarial clásico, lo mejor es la vestimenta tradicional de negocios: traje, camisa, corbata y zapatos formales para los hombres; traje, vestido, blusa, falda o americana y zapatos formales para las mujeres. Los colores gris, azul marino, negro y blanco son siempre la mejor opción. Si la empresa es más creativa, podrás ir con ropa correcta pero más informal.

Lo que lleves puesto puede marcar una gran diferencia. De hecho, las investigaciones demuestran que los candidatos atractivos tienen más probabilidades de conseguir el trabajo. Si no lo tienes del todo claro, más vale prevenir y tirar de ropa formal. Es mejor ir ligeramente sobrado. Eso demuestra que te esfuerzas. Sin embargo, ir mal vestido en el entorno equivocado puede dar la impresión de que te da igual todo. 

9. Desayuna bien la mañana de la entrevista

El desayuno es la comida más importante de cualquier día, pero especialmente el día de la entrevista. Un buen desayuno saludable alimenta el cerebro, aportándote energía y aumentando tu concentración. Lamentablemente esto significa que nada de magdalenas, donuts o galletas de chocolate. En cambio, debes centrarte en las proteínas, las grasas buenas, los carbohidratos nutritivos, fruta y verdura.

Consejo del experto

Para darte alguna idea, aquí te ofrecemos una serie de opciones de desayunos energéticos:

  • Huevos escalfados o revueltos con tostadas integrales
  • Tostada de pan integral con aguacate
  • Papilla de avena con arándanos
  • Yogur desnatado con frutos secos

Si tu entrevista de trabajo es a última hora del día y tienes que almorzar primero limítate a alimentos como el salmón, el pollo y los huevos, acompañados de verduras como brócoli, col rizada, guisantes y espinacas. No comas nada demasiado "oloroso" como ajo o cebolla, ni alimentos que produzcan gases como las judías y las coles de Bruselas, ni nada que te dé somnolencia como grandes cantidades de patatas, pan blanco o pasta.  El agua siempre es buena, pero no te pases bebiendo o tendrás que ir corriendo al servicio cada dos por tres. El café también es bueno con moderación: una taza 30 minutos antes de la entrevista de trabajo puede hacer que estés menos cansado/o y más alerta.

10. Mantén la calma

Inhala. Exhala. Aspira el aire por la nariz y expíralo por la boca. Antes de entrar en el edificio, busca un lugar tranquilo para ordenar tus pensamientos, respirar y serenarte. Puedes utilizar el método STOP para ayudarte a hacerlo:

  • S (Stop) - Deja de hacer lo que estabas haciendo
  • T - Toma aire
  • O - Observa lo que te está ocurriendo a nivel físico, mental y emocional
  • P- Prosigue con lo que estabas haciendo, esforzándote por aprender de lo que has observado

Recuerda que las entrevistas no son un interrogatorio, sino una conversación para descubrir si los interlocutores encajáis bien el uno con el otro. Y lo más importante: pase lo que pase en la vida, al final todo va a ir bien. Has pasado por muchas cosas y también superarás esto, independientemente del resultado. No pongas en juego tu salud emocional, enfócate en lo importante y mantén la calma.

Qué hacer durante la entrevista de trabajo

Bien, estás totalmente preparado/a. Has llegado pronto y estás listo/a para empezar. Esto es lo que tienes que hacer cuando empiece la entrevista.

11. Asegúrate de estar a la altura

Por mucho que nos neguemos a juzgar a la gente por su aspecto, eso es exactamente lo que hacemos. Según este artículo de Forbes, nuestro aspecto está directamente relacionado con los puestos de trabajo que conseguimos y con lo que nos pagan por el trabajo. Cuando entres en la sala, lo más probable es que el entrevistador te mire de arriba abajo, seguramente de forma inconsciente. Puede que ni siquiera lo notes, pero ocurrirá. Todos lo hacemos. Es imprescindible que tu aspecto cause una buena primera impresión.

Ya hemos hablado del atuendo, pero también tienes que preocuparte de  ir bien peinado/a, llevar las uñas arregladas y tener buen aliento (aquí es donde resulta práctico llevar esos caramelos de menta en el bolso). Si llegas pronto a la entrevista, pide permiso para ir al aseo y revisa tu aspecto antes de que te llamen. Suena superficial, pero si estás en igualdad de condiciones con otro candidato, presentar un aspecto arreglado puede marcar la diferencia.

¿Un candidato atractivo tiene más posibilidades de conseguir un empleo?
Artículo relacionado
¿Un candidato atractivo tiene más posibilidades de conseguir un empleo?

Cada vez es más común incluir una fotografía en su CV al solicitar empleo. Pero ¿hasta qué punto la apariencia realmente marca una diferencia en el proceso de solicitud?

12. Demuestra educación

Los buenos modales son geniales. No cuestan nada, pero pueden hacer maravillas a la hora de ganarte las simpatías del director de contratación y la empresa en general. Muestra educación y respeto por todas las personas con las que te encuentres al llegar a la empresa, desde el vigilante de seguridad en el aparcamiento hasta el recepcionista y las personas con las que te cruces en el pasillo. Saluda a todos con una sonrisa y un "Buenos días/tardes". Quizás llegue a oídos de tu futuro jefe el buen trato que han recibido por tu parte.  

13. Presta atención al lenguaje corporal

Lo que no dices durante la entrevista de trabajo es tan importante como lo que dices. Los estudios sugieren que el lenguaje corporal representa entre el 50 % y el 70 % de la comunicación al completo. Tus expresiones faciales, tus gestos y tu postura dirán mucho sobre ti como persona. Tienes que mostrar seguridad en ti mismo/a y accesibilidad. Esto comienza en el momento en que atraviesas la puerta de la sala de entrevistas.

  • Empieza con una sonrisa y un saludo cordial. Ofrece un apretón de manos firme (sin llegar a aplastar ningún dedo) y preséntate. Dile al responsable de la contratación que estás encantado/a de conocerle.
  • Mantén el contacto visual a lo largo de la conversación, interrumpiéndolo de vez en cuando para que el entrevistador no se sienta amenazado. Esto demuestra que estás interesado/a y que prestas atención.
  • Siéntate recto/a con los hombros hacia atrás. Esto indica amabilidad y apertura.
  • No cruces los brazos o las piernas, ya que esto daría la impresión de que estás a la defensiva.

14. Sé auténtico

Dada la situación, es difícil relajarse por completo y ser uno mismo en una entrevista de trabajo, pero tampoco debes fingir. El entrevistador está intentando determinar si encajas bien en la cultura y en la profesionalidad del equipo, y el hecho de que intentes ser alguien que no eres saldrá a la luz más adelante si consigues el trabajo.

La mejor manera de ser auténtico es simplemente ser sincero. Siempre que sea posible, vincula tus respuestas con ejemplos que demuestren tus competencias y tus logros. Si no puedes responder a una pregunta, no tengas miedo de admitirlo. Mostrar sinceridad siempre es mejor que fingir, y el encargado de la contratación te respetará por ello.

Cómo escribir un curriculum vitae sin experiencia
Artículo relacionado
Cómo escribir un curriculum vitae sin experiencia

Todo el mundo ha tenido que buscar trabajo alguna vez sin experiencia laboral, así que no te preocupes Hay varias maneras de demostrar tus capacidades.

15. Sé conciso/a en tus respuestas

El tiempo es esencial durante una entrevista, así que ser capaz de hablar bien y de forma concisa es una de las principales cualidades que harán que te contraten. El encargado de contratación quiere saber todo lo posible sobre ti y tus competencias profesionales. Formula respuestas cortas,  que vayan al grano y relacionadas con la pregunta que te han hecho. Las anécdotas sobre cuando resolviste un problema, superaste un reto, dirigiste un equipo, hiciste algo interesante o cometiste un error están bien, pero no permitas que tus historias se salgan por la tangente o se alarguen demasiado. Aquí tienes algunas formas de asegurarte de ir al grano:

  • Piensa en unos cuantos puntos clave que quieras tocar en las preguntas comunes de la entrevista (ver punto 3).
  • Tómate unos segundos para procesar la pregunta antes de responder. Aprovecha la pausa para repetir la pregunta en tu cabeza y ordenar tus pensamientos antes de hablar.
  • Lleva un reloj y fíjate sutilmente en el tiempo que tardas en responder a una pregunta. Dos minutos es un buen margen de tiempo para una respuesta.

16. No hables mal de tus actuales o anteriores compañeros de trabajo

La entrevista se centra en cómo encajarás en el equipo y cómo contribuirás a resolver los problemas de la empresa, y esa es la narrativa a la que debes atenerte. Cualquier comentario negativo sobre antiguos jefes o compañeros de trabajo, incluso si la experiencia fue especialmente desagradable, puede suscitar serias dudas en la mente del encargado de contratación, como estas:

  • ¿Cuál será la otra versión esta historia?
  • ¿Es imposible complacer a esta persona?
  • ¿Este no tiene expectativas razonables sobre su jefe? ¿Será una molestia para el resto del personal?
  • ¿Se va a despedir de aquí también la primera vez que ocurra algo que no le guste?
  • ¿También va a hablar mal de mí algún día?
  • ¿Cómo es que esta persona no se da cuenta de que esas cosas no se dicen?

¡Y tú no querrás que un responsable de contratación piense estas cosas sobre ti durante una entrevista de trabajo! Si te sientes desmotivado en tu puesto actual o estás ofendido por el trato que recibiste en tu último trabajo, reformúlalo como algo positivo. Habla de lo que has ganado con la experiencia y de cómo sientes que esta oportunidad es el reto adecuado, y que llega en el momento adecuado de tu trayectoria profesional.

Qué hacer después de la entrevista de trabajo

Has salido de la sala de entrevistas y te sientes animado/a. Las cosas han ido bien. Pero aún no sabes si has conseguido el trabajo. Esto es lo que hay que hacer a continuación.

17. Evaluar la entrevista

En cuanto la entrevista haya terminado, haz un balance de cómo ha ido. Anota las preguntas que te han hecho, junto con tus respuestas. Será un material útil que podrás consultar más adelante si hay otra entrevista de seguimiento. También te ayudará a identificar cualquier cosa que se te haya escapado o que desearías haber dicho para poder mejorar en futuras entrevistas. Si por casualidad mencionaste una de estas 14 cosas que nunca debes decir en una entrevista de trabajo anótala también, para que no te vuelva a pasar si tienes que responder a la misma pregunta en el futuro.

Si al final te rechazan en este trabajo, recuerda que no debes tomártelo como algo personal. Aunque en el momento siente "como un tiro", ya habrá más y mejores oportunidades esperándote. Solo tienes que leer los ejemplos de la vida real en nuestro blog sobre rechazos en las entrevistas de trabajo.

18. Seguimiento

Haz un seguimiento enviando un correo electrónico de agradecimiento al encargado de la contratación después de la entrevista, a poder ser ya el mismo día. Esto te ayudará a mantenerte en primera línea y a causar una buena impresión. Escribe un correo electrónico conciso. Muéstrale al entrevistador que aprecias su tiempo y la oportunidad que se te ha ofrecido, tocando los siguientes puntos:

  • Algo que hayáis compartido durante la entrevista, una historia o un vínculo común, por ejemplo. Tal vez hablaste de tu familia, de tus mascotas o del tiempo. Cualquier cosa que haya sido única en tu entrevista de trabajo y que puedas mencionar te hará memorable.
  • Por qué crees que encajas bien con la empresa, y que te gustaría tener la oportunidad de unirte al equipo. Reitera que tus competencias e intereses te hacen adecuado para el puesto.
  • Cualquier información que pueda reforzar tu candidatura y que no hayas explicado en la entrevista: un enlace o una muestra de un trabajo que hayas realizado, que guarde relación con un problema actual de la empresa, por ejemplo. Puedes apoyarte en la evaluación de tu entrevista de trabajo para ayudarte.
  • Si durante tu visita a la empresa coincidiste con otros miembros del personal, en ciertos casos también puede ser buena idea enviarles también un correo electrónico expresando tu gratitud.

Si tienes la suerte de conseguir varias ofertas de trabajo, puede que tengas que rechazar alguna. Hacerlo con amabilidad y profesionalidad puede contribuir a mantener una buena relación con la empresa: nunca se sabe cuándo pueden volver a cruzarse vuestros caminos. No te pierdas nuestros mejores consejos para rechazar una oferta de trabajo.

Crea tu CV en 15 minutos
Crea tu CV en 15 minutos
Usa plantillas de CV profesionales y probadas en situaciones reales que siguen las reglas exactas para currículos de los departamentos de Recursos Humanos.
Crear mi CV
Crea tu CV en 15 minutos
Crea tu CV en 15 minutos
Usa plantillas de CV profesionales y probadas en situaciones reales que siguen las reglas exactas para currículos de los departamentos de Recursos Humanos.
Crear mi CV
Comparte este artículo
Sigue leyendo
Entrevista de trabajo4 min. de lectura
Consejos para adaptar tu currículum y destacar en las ofertas de trabajo tras la COVID
Consejos de los más grandes empresarios sobre productividad
Trayectoria profesional19 min. de lectura
Cómo escribir una carta de renuncia (y otros consejos para dejar un trabajo con elegancia)
Cómo escribir una carta de renuncia (y otros consejos para dejar un trabajo con elegancia)
Currículum5 min. de lectura
Las soft skills más valoradas por los recruiters
Las soft skills más valoradas por los recruiters
Currículum5 min. de lectura
Menciona el voluntariado en tu currículum. Así debes hacerlo
Menciona el voluntariado en tu currículum. Así debes hacerlo
Examinar todo
Este sitio web usa cookies para optimizar la experiencia del usuario y realizar analíticas y marketing. Al hacer uso de nuestro sitio web aceptas todas las cookies, de acuerdo con nuestra Política de cookies y Política de privacidad.
Aceptar cookies