1. Blog
  2. Currículum
  3. ¿Cuál es la mejor fuente para el curriculum?
Redactado por Karl KahlerKarl Kahler

¿Cuál es la mejor fuente para el curriculum?

26 min. de lectura
¿Cuál es la mejor fuente para el curriculum?
A la hora de decidir cuál es la mejor fuente para un currículum, los expertos suelen discrepar sobre el tema. En este artículo analizaremos los pros y los contras, y te mostraremos algunas de las fuentes más conocidas y los principios básicos para elegir (o no) determinadas fuentes

En primer lugar, hay que reconocer que los expertos en el tema no suelen ponerse de acuerdo sobre cuáles son las mejores fuentes para usar en un currículum. 

Por ejemplo, algunos expertos consideran Times New Roman una de las peores fuentes para currículos. Sin embargo, otros la sitúan en el puesto número 1 de las fuentes más apropiadas. ¿Y qué nos dices de Helvetica? Algunos se burlan de ella por ser una fuente anticuada y sobre utilizada que es mejor eliminar de nuestra biblioteca de fuentes tipográficas. Otros dicen que en la práctica es la mejor opción. ¡Un éxito probado!

¿Qué decir de las fuentes serif y las sans serif (con serifa y sin serifa)? Según algunos, las fuentes sans serif son más fáciles de leer, y otros dicen exactamente lo contrario. ¿Cómo llevar a la práctica consejos tan contradictorios sobre una decisión tan importante sobre el formato del currículum?

Hay que tener en cuenta que las recomendaciones de los expertos en fuentes tipográficas la mayoría de las veces se reducen a una simple cuestión de opinión. Por muy eruditos que sean algunos artículos sobre este tema, a veces, como suele decirse, “para gustos, colores”. 

Sin embargo, sí que hay ciertos principios indiscutibles para que una fuente de currículum sea adecuada, y eso es lo que te vamos a contar en este artículo. También examinaremos unas cuantas fuentes de las más conocidas, sus pros y sus contras, así como los tamaños de fuente recomendados para un currículum, algo que también es importante.

(Dicho sea de paso, si en algún momento mencionamos conceptos como “fuentes para CV” o “las mejores fuentes para CV”, ten en cuenta que utilizamos los términos CV, currículum y curriculum vitae como sinónimos) 

Lista de las mejores fuentes para el currículum

Las mejores fuentes para currículum son las más legibles, es decir, fáciles de leer en cualquier formato que hayas elegido para hacer tu currículum. 

Algunas fuentes se consideran más fáciles de leer en formato impreso (donde la luz refleja sobre el papel), y otras se consideran más fáciles de leer en una pantalla (donde la luz viene de atrás). 

No existe una única fuente perfecta para el currículum, pero a la hora de elegir el tipo de letra para hacer tu currículum hay varios factores que debes tener en cuenta: Tu principal objetivo debe ser que los responsables de la selección de personal lean el contenido de tu currículum, sin distraerse porque el tipo de fuente sea poco usual.

A continuación vamos a ver las mejores opciones de fuentes para el currículum (presentadas en orden alfabético) y algunos de sus pros y contras. Las clasificaremos con luz verde (una buena opción), amarilla (úsala con precaución) y roja (ni se te ocurra usarla). 

Las 8 fuentes más utilizadas en los currículos (luz verde)

Estas son las que normalmente suelen considerarse buenas fuentes para el currículum.

Arial: Arial es una fuente moderna sans serif, ampliamente utilizada y segura, que sobre todo tiene buena acogida por sus líneas limpias y su buena legibilidad. Sin embargo, hay quienes afirman que Arial es poco más que una modificación de Helvetica y que dentro de poco acabará siendo víctima de su propio éxito por ser demasiado común.

Esta es Arial.
Esta es Arial.

Calibri: La fuente predeterminada de Microsoft Word, Calibri, es una fuente sans serif con muy buena legibilidad para usar en un currículum, no tan popular como Arial, pero con pocas desventajas, excepto que como se usa tanto no le va a dar a tu currículum ningún toque distintivo.

Esta es Calibri.
Esta es Calibri.

Cambria: Cambria, una fuente serif encargada por Microsoft y diseñada para monitores de ordenador, funciona bien en tamaños pequeños. Fue creada en 2004 y se describe como de estilo “tradicional”.

Esta es Cambria.
Esta es Cambria.

Garamond: Ya sea “atemporal” o simplemente “antigua”, Garamond es una fuente serif clásica con raíces de 500 años de antigüedad que todavía consigue tener un aspecto distintivo e interesante.

Esta es Garamond.
Esta es Garamond.

Georgia: Esta atractiva fuente serif, una alternativa a la Times New Roman, se lee bien incluso en tamaños pequeños, aunque como es tan ampliamente utilizada no hará destacar tu currículum entre los demás.

Esta es Georgia.
Esta es Georgia.

Lato: Lato, una fuente moderna diseñada por Google para la web, fue concebida como una fuente sans serif  “seria pero agradable”. Puedes encontrarla en la biblioteca de Google Font, pero no es una de las fuentes estándar de Microsoft Word.

Esta es Lato.
Esta es Lato.

Trebuchet MS: Encargada por Microsoft, esta elegante fuente sans serif fue diseñada para quedar bien en el ordenador, aunque si quieres utilizar todas sus características tendrás que comprar Trebuchet Pro.

Esta es Trebuchet MS.
Esta es Trebuchet MS.

Verdana: Verdana, una conocida fuente san serif diseñada por Microsoft para pantallas de ordenador, es una opción excelente para el currículum, aunque algunos dicen que no se diferencia mucho de Arial o Helvetica.

Esta es Verdana.
Esta es Verdana.

Las 5 mejores fuentes situacionales para el curriculum (luz amarilla)

Aunque algunos expertos recomiendan estas fuentes situacionales, otros las desaconsejan, así que utilízalas con precaución y siempre evaluando primero si son apropiadas para ese el trabajo y esa empresa en concreto:

Helvetica: Esta fuente sans serif, clásica y muy utilizada, es probablemente la más conocida del mundo (e incluso protagoniza un documental con el mismo nombre). Pero es tan normal que muchos dicen que es demasiado normal.

Esta es Helvetica.
Esta es Helvetica.

Times New Roman: Esta fuente serif de la “vieja escuela”, que antes era la fuente predeterminada por defecto de Microsoft Office, a muchos les encanta por lo familiar que les resulta, pero otros no la pueden ni ver precisamente por la misma razón: Es anticuada y poco original.

Esta es Times New Roman.
Esta es Times New Roman.

Roboto, Open Sans, Ubuntu:  Como ya hemos mencionado, se trata de fuentes típicas del mundo de la informática, popularizadas por Google y otros gigantes de la tecnología. Suelen ser tipos de letra limpios y legibles, pero a algunas empresas más tradicionales les pueden parecer fuentes demasiado “tecnológicas".

Esta es Ubuntu.
Esta es Ubuntu.
Esta es Roboto.
Esta es Roboto.
Esta es Open Sans.
Esta es Open Sans.

Las 6 peores fuentes para un currículum (luz roja)

Prácticamente todos los expertos coinciden en que estas fuentes no deben usarse en un currículum. Si quieres llamarlas las "peores fuentes" o "fuentes para usar en situaciones muy concretas" o fuentes “tú sabrás lo que estás haciendo” depende de ti. En resumen: se recomienda extremar la precaución. 

Brush Script: Esta y otras fuentes que parecen letra cursiva escrita a mano pueden quedar genial en una invitación de boda, pero no para usarlas como fuente del currículum.

Esta es Brush Script.
Esta es Brush Script.

Century Gothic: Esta fuente tan fina puede ser interesante a la vista, pero definitivamente no es el mejor tipo de letra para un currículum.

Esta es Century Gothic.
Esta es Century Gothic.

Comic Sans: La Comic Sans se diseñó para parecerse al texto de los cómics y, cosa rara, todos los expertos en fuentes tipográficas están de acuerdo sobre ella: nunca, pero nunca, hay que usarla en un currículum.

Esta es Comic Sans.
Esta es Comic Sans.

Courier: Al imitar la tipografía de una máquina de escribir antigua, Courier puede apelar a su nostalgia, pero además de otros inconvenientes presenta un espaciado horizontal poco útil, ya que hay la misma cantidad de espacio en letras finas como la "i" y anchas como la "w".

Esta es Courier New.
Esta es Courier New.

Impact: Cualquier cosa que se parezca a este tipo de letra negrita y muy condensada les va a ahorrar mucho tiempo a los encargados de contratación: descartarán el currículum al primer golpe de vista.

Esta es Impact.
Esta es Impact.

Papyrus: A menos que estés diseñando un cartel para una película sobre el antiguo Egipto, esta pintoresca fuente déjasela a los historiadores.

Esta es Papyrus.
Esta es Papyrus.

¿Qué categoría de fuentes utilizar para un currículum: serif o sans serif?

Esta es una pregunta muy frecuente al repasar los tipos de letra: ¿qué son las fuentes serif o con serifas? ¿Pueden usarse en un currículum? Vamos a investigar un poco.
Las fuentes serif son aquellas que llevan pequeños trazos decorativos (serifas) añadidos en las letras. Por ejemplo, en la mayoría de los tipos de letra con serifas, la letra "l" de "limón" tiene una pequeña línea horizontal en la parte inferior, como una base sobre la que se apoya la letra, y un pequeño trazo horizontal en la parte superior que sobresale hacia la izquierda. 

Fuentes sans serif o sin serifa: El término francés “sans” significa sin, por lo que las fuentes sans serif son las que no llevan estos pequeños adornos o serifas. Las fuentes sin serifas tienden a representar las letras de forma simple, sin florituras artísticas. 

Ventajas y desventajas: Las fuentes sin serifa suelen considerarse más "limpias" y menos recargadas. Algunos expertos en psicología y marketing, como Nick Kolenda, afirman que las fuentes sans serif son más legibles en las pantallas de los ordenadores, mientras que las fuentes serif son más legibles en textos impresos. Sin embargo, no existe ni mucho menos un acuerdo universal sobre esta afirmación. En general, la mayoría de los expertos recomiendan preferentemente las fuentes sans serif para hacer el currículum.

Sin embargo, algunos estudios realizados entre 2005 y 2011 muestran que las fuentes serif se consideran más creíbles y con más autoridad, mientras que los lectores pueden tomarse de forma más escéptica la información contenida en fuentes sans serif, porque las ven más informales.

Fuentes para el currículum: sumario de las reglas principales

Limpias y legibles: Asegúrate de que la fuente que elijas no aporte demasiado “ruido” una vez que el texto ocupe toda la página del currículum. Las fuentes con serifa (por ejemplo) pueden sobrecargar un currículum que describe una trayectoria profesional sólida, que ya de por sí es muy densa. Comprueba que no te duelan los ojos al intentar leer un párrafo largo o una lista con puntos de viñeta. Si te resulta difícil concentrarte por culpa de la densidad del texto, lo más probable es que le vaya a pasar lo mismo a quien tenga que evaluar tu currículum.

Apropiada para el medio de soporte: Fíjate en cómo se ve la fuente en una pantalla digital o sobre el papel. Hoy en día entregar un documento en papel es cada vez más raro, pero si piensas llevar el currículum a una entrevista personal o entregárselo a alguien durante un evento de networking, comprueba que la fuente que has elegido queda bien en un papel impreso.

Adecuada para el sector y la profesión: Si vas a enviar tu currículum a una empresa de informática o de desarrollo web moderna y con visión de futuro, te conviene hacer uso de los elementos más usuales dentro de este sector, como la fuente favorita de Google, Roboto, o las más usadas por los desarrolladores web, como Open Sans o Ubuntu. Si tu currículum se dirige a una empresa más tradicional, céntrate en las fuentes normales y ampliamente aceptadas que suelen aparecer en los sistemas Windows o iOS, como Arial, Calibri o Georgia. En algunos casos, incluso pueden quedar bien fuentes creativas como Futura o Montserrat, que suelen gustarles a los diseñadores gráficos, pero tiene que ser una elección meditada y en consonancia con tu tipo de currículum.

Qué fuentes NO utilizar en un currículum 

Fuentes que, simple y llanamente, quedan “raras”: Los tipos de fuentes inusuales, vanguardistas y con diseño exagerado son inapropiados para un currículum.

Las fuentes que parecen cursivas: La letra cursiva se utiliza en castellano para marcar las palabras extranjeras dentro de un texto. Además puedes usarla para poner tu nombre completo debajo de tu firma. Fuera de esto, no debe haber más cursivas en tu currículum. Evita las fuentes que imitan la escritura a mano, o que tienen un tipo de letra normal que parece cursiva.

Todo en mayúsculas o minúsculas: Nunca hay que usar fuentes con letras mayúsculas para el cuerpo del texto de un currículum. Aunque esta regla se aplica al cuerpo del texto, para diseñar los encabezados tienes un poco más de libertad de acción. Por ejemplo, las primeras palabras que aparecen en grande en la página y suelen ser el nombre y los apellidos, y no es mala idea escribirlos con un estilo de letra más distintivo.

Más abajo vamos a profundizar sobre cómo elegir la fuente correcta, pero primero vamos a hablar sobre el tamaño de fuente más adecuado.

Mejor tamaño de fuente para un currículum

En la mayoría de los casos el mejor tamaño de fuente para un currículum está entre 10 y 12 puntos. 

Recuerda que tu objetivo al elegir tanto el tipo de fuente como el tamaño es que tu currículum tenga la mayor legibilidad posible. La mayoría de los responsables de contratación dedican solo unos segundos a leer un currículum, y para que su primera impresión sea positiva el aspecto es tan importante como el contenido. Si el responsable de contratación es capaz de leer sin problemas otros currículos pero se tiene que poner las gafas para descifrar el tuyo, a lo mejor decide ignorarlo y pasar al siguiente.

Por otro lado, si el tamaño de fuente es demasiado grande, puede dar la impresión de que el texto está escrito para niños o para personas mayores con problemas de visión. Una de las principales problemáticas relacionadas con el tamaño de fuente es que el currículo tiene que caber en una página. (Muy de vez en cuando puede ser apropiado que un currículum tenga más de una página pero es una propuesta arriesgada).

Hay algunos tipos de fuente que son más fáciles de leer que otras en tamaños más pequeños. Así que, antes de decidirte definitivamente por la fuente que vas a usar en tu currículum, experimenta un poco con los tamaños para ver cómo afecta a la legibilidad. 

Si tu currículum no cabe en una página con un tamaño de letra de 12 puntos, prueba como máximo con un tamaño de 10 puntos, pero no más pequeño. Intenta siempre recortar el texto antes de recurrir a soluciones de formato como reducir el tamaño de fuente, disminuir los márgenes o eliminar los saltos de párrafo. Deja siempre los espacios en blanco necesarios para que el currículum no parezca demasiado denso. 

Si te sigue costando que tu currículum quepa en una sola página, PUEDES probar a cambiar el tipo de letra por una un poco más comprimida, siempre y cuando la fuente nueva cumpla con las reglas que te indicamos aquí. Lo más seguro es que un cambio de fuente resolverá instantáneamente tu problema. Pero NO elijas una fuente tan comprimida que sea difícil de leer.

Fuentes profesionales en Word u otro software

Hay ciertas fuentes profesionales de uso común en Word, una de las aplicaciones más conocidas de Microsoft, y otras más utilizadas en las aplicaciones de Google y las plataformas de Apple.
El software de Word de formato libre permite una gran libertad a la hora de elegir la fuente del currículum, pero tantas opciones también te pueden acabar abrumando. La elección de un buen tipo de fuente para hacer el currículum se complica si tenemos en cuenta que el formato de los documentos de Word puede ser diferente en tu dispositivo que en el de otra persona. Lo que tú ves perfecto en tu portátil con una fuente Arial de 10 puntos puede tener un formato horrible en el iPhone de otra persona. Por eso, el formato PDF es la apuesta más segura para conservar la impresión visual exacta que quieres transmitir con las fuentes, ya que los PDF fijan el diseño en su lugar para que aparezca igual en cualquier dispositivo.

En algunos métodos de creación de currículos, como los generadores de currículos en línea, los diseñadores profesionales suelen combinar las mejores fuentes para currículos con las plantillas en las que tendrán más eficacia. Una solución que elimina cualquier duda o problema que pueda surgir en todo este proceso es usar una plantilla de currículum prediseñada, puesto que un diseñador experto ya ha elegido una buena fuente para tu currículum. Todo lo que tienes que hacer es elegir una categoría de plantilla que sea adecuada para tu profesión, seguir la guía profesional de ejemplos correspondiente… ¡y ya está!

Si necesitas ayuda, busca en cvapp.es las plantillas de currículum con formato profesional que ya llevan las fuentes y tamaños preseleccionados para tus documentos. ¡Y tú lo único que tienes que hacer es rellenarlas!

Crea tu CV en 15 minutos
Crea tu CV en 15 minutos
Usa plantillas de CV profesionales y probadas en situaciones reales que siguen las reglas exactas para currículos de los departamentos de Recursos Humanos.
Crear mi CV
Crea tu CV en 15 minutos
Crea tu CV en 15 minutos
Usa plantillas de CV profesionales y probadas en situaciones reales que siguen las reglas exactas para currículos de los departamentos de Recursos Humanos.
Crear mi CV
Comparte este artículo
Sigue leyendo
Trayectoria profesional8 min. de lectura
Diez trabajos de ensueño y cómo encontrar el tuyo
Cómo conseguir el trabajo de tus sueños
Entrevista de trabajo5 min. de lectura
Sólo el 2% de los CV se refieren a empleos relacionados con I+D+i
Sólo el 2% de los CV se refieren a empleos relacionados con I+D+i
Trayectoria profesional4 min. de lectura
Ventas, atención al cliente y administración, los perfiles profesionales que buscan más empleo
Empleos más buscados
Carta de presentación23 min. de lectura
Carta de presentación: logre la primera buena impresión sobre su CV
Carta de presentación: logre la primera buena impresión sobre su CV
Examinar todo
Este sitio web usa cookies para optimizar la experiencia del usuario y realizar analíticas y marketing. Al hacer uso de nuestro sitio web aceptas todas las cookies, de acuerdo con nuestra Política de cookies y Política de privacidad.
Aceptar cookies