1. Blog
  2. Entrevista de trabajo
  3. Cómo rechazar una oferta de trabajo si ya la has aceptado
Redactado por Paul DruryPaul Drury

Cómo rechazar una oferta de trabajo si ya la has aceptado

12 min. de lectura
Cómo rechazar una oferta de trabajo si ya la has aceptado
A nadie le gusta ser rechazado y los jefes de contratación no esperan un rechazo si ya has aceptado su oferta. Te explicamos cómo decepcionarles con gentileza.

Quienes buscan empleo a menudo pasan por alto hasta qué punto el director de recursos humanos puede estar interesado en ellos. Cuando un candidato rechaza una oferta de trabajo que ya había aceptado, el golpe puede ser muy duro.Url

Mientras buscas un trabajo de ensueño, los jefes de contratación buscan un empleado de ensueño. Puede que seas tú. Se enamoraron de tu currículum a primera vista, se sumergieron en tus redes sociales y hasta empezaron a imaginar cómo sería trabajar contigo. Incluso ya has aceptado su oferta.

Están encantados y se han interesado en ti. Pero tu situación luego cambia y tienes que rechazar la oferta. Eso puede ser una sorpresa desagradable para ellos, así que conviene tener cuidado con la forma de gestionar el proceso de rechazo.

Puede haber muchas razones. La mayoría de las veces se debe a que no lo has pensado bien. Vuelves a leer la oferta de trabajo y, de algún modo, ya no te entusiasma. Empiezas a sentirte culpable, pero ¿deberías? Seamos realistas. Al fin y al cabo, se trata de una transacción comercial.

O puede que en realidad nunca tuviste la intención de aceptar ese trabajo. ¿Por qué no se los dijiste antes? ¿Por qué has perdido tu tiempo? Y les has hecho perder el suyo. Sobre todo, si ya has aceptado el trabajo y se están preparando para darte la bienvenida a la familia.

Declinar una oferta de trabajo cuando ya la has aceptado es un acto un tanto delicado. Hacerlo de la manera correcta es importante. Incluso puede tener implicaciones legales, aunque si actúas con rapidez rara vez son vinculantes. En cualquier caso, se lo debes al director de recursos humanos que creyó en ti. Así que despídete de ellos amablemente.

En este blog exploraremos:

  • ¿Cuándo debes rechazar una oferta de trabajo que ya has aceptado?
  • Rechazar una oferta de un jefe de contratación por segunda vez.
  • Plantillas de correo electrónico para rechazar ofertas de empleo.

Tomarse el tiempo de "decir no" de la forma adecuada y en el momento oportuno no sólo le devolverá algo de karma a tu búsqueda de empleo, sino que también permitirá a la empresa continuar con el siguiente candidato.

¿Cuándo debes rechazar una oferta de trabajo que ya has aceptado?

Hay muchas razones para rechazar una oferta de trabajo. Si al principio la aceptaste por las razones equivocadas, asegúrate de que al final la rechazas por las razones correctas.

Aceptar una oferta siempre tiene sus pros y sus contras. Siempre es fácil esperar que llegue algo mejor, pero hay que ser implacablemente lógico con la situación. Utiliza tu experiencia en la búsqueda de empleo para tomar una decisión. Sopesa las opciones. ¿Cuál es el camino correcto?

Podría estar justificado que te arrepientas y simplemente tengas que decir "no" cuando:

  • Lo has pensado desde todos los ángulos imaginables.
  • El puesto no se ajusta a tu trayectoria profesional.
  • Está seguro de que no hay margen para la negociación.
  • No crees que te llevarías bien con tu futuro jefe.
  • El salario o los beneficios no se ajustan a tus expectativas.
  • Tienes dudas sobre la cultura o la dirección de la empresa.
  • Declinas la oferta de trabajo si aparece un puesto mejor.
  • Hay algo que no encaja. Confía en tu instinto.

Por supuesto, muy pocas ofertas de empleo son blancas o negras. Puede haber margen para la negociación. Si tu respuesta no es un "no" rotundo, tienes todo el derecho a explorar las posibilidades. 

Si la rechazas después de haberla aceptado, asegúrate de que no haya oportunidad de modificar las condiciones. Hagas lo que hagas, asegúrate de que esta vez tus intenciones queden claras.

Cómo rechazar educadamente una oferta de trabajo después de aceptarla

Cada oferta de trabajo llega en medio de una situación única. Puede que hayas aceptado la oferta inicialmente, pero eso no significa que tus razones para rechazarla sean menos válidas. Explora tus sentimientos. Cada vez que rechaces una oferta de trabajo será distinto. Aquí tienes algunas ideas sobre cómo afrontarlo:

No especules, comunica

Los empresarios entienden que los candidatos se encuentran en distintas fases del proceso de contratación con distintas empresas. Es posible que estén dispuestos a esperar algún tiempo hasta que estés seguro, así que no les ocultes tus dudas. Hazles saber tu situación y da marcha atrás en cuanto te decidas. Mantenlos informados.

La primera conversación tras una oferta de trabajo no tiene por qué ser un sí o un no definitivo. Los mejores empleadores estarán dispuestos a esperar a que te decidas, así que no te apresures a rechazarla si simplemente no estás seguro y deseas esperar un poco.

Se consciente de sus sentimientos

Cuando rechazas un trabajo después de haberlo aceptado, no basta con ser educado. Se espera que muestres cortesía. Esta situación requiere un nivel diferente de compromiso emocional. Intenta validar los sentimientos del responsable de contratación haciéndole saber lo mucho que te interesaba el puesto (y la empresa). Aunque sea una mentira piadosa, ayudará a calmar suavizar el rechazo.

Si ya has aceptado la situación, habrá una buena dosis de daño emocional, así que actúa con la mayor empatía posible. Pero no la exageres. También es importante que puedan continuar con el proceso de contratación.

No necesitas compartir tus razones

No es necesario que expliques por qué no has aceptado la oferta. Es probable que te sientas culpable por haber rechazado la oferta, pero justificarte no mejorará la situación con el responsable de contratación. Lo mejor es cortar por lo sano. Sigue adelante. Si das una razón, haz que sea lo menos específica posible.

Puede que sientas que ya tienes una seudo relación empleador/empleado después de haber aceptado, pero la realidad es que hasta que no empieces el primer día de tu contrato, estás en un limbo en el que aún puedes elegir otro camino.

No insistir en lo negativo

El rechazo de una oferta de empleo ya es bastante duro para un responsable de contratación como para que le des razones "constructivas". No pienses que les estás ayudando. Ningún tipo de comentario negativo al rechazar una oferta de trabajo caerá bien. Haz que la carta sea breve. La negatividad solo les hará pensar en que pudo haber sido.

Cuando ya has aceptado la situación, no se justifica ningún tipo de negatividad. Esgrimir algún tipo de razón entre la aceptación y el rechazo solo destruirá tu credibilidad. Y nunca se sabe a quién puedan conocer estas personas.

Háblales antes de enviar el correo electrónico

Aunque el rechazo formal de una oferta de trabajo debe hacerse por correo electrónico, cualquier responsable de contratación agradecerá una llamada telefónica para hacérselos saber. Esto demuestra hasta qué punto te has involucrado en el proceso y suavizará un poco el golpe. También es posible que puedas ayudarles con la contratación en curso, así que ofréceles toda la ayuda posible.

Rechazar una oferta de trabajo después de haberla aceptado es muy embarazoso, pero hazte cargo de tu decisión y coge el teléfono. Seguramente tendrás una razón de peso detrás, así que prepárate para explayarte un poco si el empleador quiere que le des un buen cierre. Es lo mínimo que se merece.

Evita negociaciones innecesarias

Los jefes de contratación pueden hacer todo lo posible por hacerte cambiar de opinión. Sobre todo si pensaban que ya era un hecho. Si declinas la oferta, ya deberías haber pensado en todas las eventualidades, así que, si tu respuesta es definitiva, no prolongues la agonía para ellos. Si deseas explorar una negociación, debes ser claro sobre lo que buscas.

Por complicada que sea tu situación, un empleador puede estar dispuesto a mejorar una oferta de trabajo si considera que estás siendo sincero y que no se trata solo de una táctica de negociación.

Mantenerse en contacto

Aunque el rechazo de tu oferta de trabajo debe ser lo suficientemente claro para que el empleador pueda pasar a su segunda opción, merece la pena decir que te gustaría mantener el contacto. Es posible que ellos no deseen seguir en contacto contigo, pero no te ofendas. Pronto te incorporarás a tu nuevo empleo, y nunca se sabe cómo pueden desarrollarse las cosas.

Ejemplos de correos electrónicos de rechazo de ofertas de trabajo amables

Rechazar una oferta de trabajo después de haberla aceptado será algo personal que dependerá de cada situación. Aquí tienes algunos ejemplos de cartas que te darán ideas sobre el tono y el contenido del mensaje. 

Asegúrate de que tu mensaje para declinar la oferta de trabajo se ajusta a tu situación: tómate tu tiempo para adaptarla. No hay nada que haga sentir peor al empleador que una carta de rechazo apresurada en la que das la sensación de que no te importa cómo lo reciban.

Si vas a aceptar otra oferta:

Estimado profesor Herrero,

He tomado la difícil decisión de rechazar el puesto de profesor asistente. Me han ofrecido un puesto de profesor a distancia en otra universidad, el cual se adapta mejor a mis necesidades, así que lamento tener que declinar su oferta. Sé que habría disfrutado trabajando con usted.

Siempre he sido un seguidor entusiasta de su labor académica y seguiré apoyándole en las redes sociales. Espero que nos encontremos pronto en una conferencia o simposio académico.

Atentamente, Daniel Torres

Si el puesto o la empresa no son los adecuados:

Estimada Sra. Paredes,

Durante el último mes he disfrutado mucho explorando las oportunidades que ofrece Lozano. Después de analizarlo detenidamente, he concluido que hay aspectos del puesto que no encajan con la orientación profesional que busco, así que he decidido retirar mi postulación.

Me halagó recibir la oferta, pero creo que el enfoque operativo del puesto puede ser más adecuado para alguien con una mentalidad más técnica. Haré lo que esté a mi alcance para ayudarles a encontrar a la persona adecuada y les adjunto el currículum de un antiguo colega que está interesado.

Atentamente, Carmen Méndez

Si hay motivos personales nuevos:

Estimado Sr. Fajardo,

Agradezco su oferta para el puesto de Gerente de Logística. Circunstancias familiares que han aparecido recientemente, hacen que lamentablemente tenga que declinar la oferta.  El puesto ya no es compatible con mi situación personal. 

Me ha encantado conocerle y espero seguir en contacto con usted.

Atentamente, Pedro García

Conclusiones Principales 

Rechazar una oferta de trabajo no es algo que deba hacerse a la ligera. Puede que desees disculparte por haber rechazado el puesto que aceptaste en un principio, pero a menos de que hayas incumplido alguna cláusula legal no debería haber demasiados problemas formales. Es algo que de hecho ocurre a menudo.

Comprueba si es lo que te conviene y sigue los consejos anteriores para evitar que dañes relaciones potencialmente útiles.

  • Ten en cuenta lo decepcionado que podrá sentirse el responsable de contratación.
  • Asegúrate de que tus razones queden perfectamente claras.
  • Rechaza el puesto en el momento adecuado a tu situación.
  • Ten tacto y se cuidadoso con el lenguaje que utilizas.
  • Ofrécete a mantener el contacto. Al fin y al cabo, recuerda que les caíste bien.
Haz un CV profesional en solo 15 minutos
Haz un CV profesional en solo 15 minutos
Empieza ya con nuestras plantillas personalizables y desarrolladas por profesionales, que cumplen con los estándares de las empresas.
¡Crea ya tu CV!
Comparte este artículo
Sigue leyendo
13 min. de lectura
¿Cómo hacer el “currículum perfecto”? Claves, consejos y ejemplos
¿Cómo hacer el “currículum perfecto”? Claves, consejos y ejemplos
Currículum17 min. de lectura
Cómo escribir la mejor lista de adjetivos para tu currículum
Cómo escribir la mejor lista de adjetivos para tu currículum
Currículum19 min. de lectura
Leer, viajar y esquiar, las aficiones más mencionadas en los currículums españoles
Es importante incluir tus hobbies en tu currículum
Currículum5 min. de lectura
Abordar los periodos sin trabajar
Abordar los periodos sin trabajar
Examinar todo
Este sitio web usa cookies para optimizar la experiencia del usuario y realizar analíticas y marketing. Al hacer uso de nuestro sitio web aceptas todas las cookies, de acuerdo con nuestra Política de cookies y Política de privacidad.
Aceptar cookies