1. Blog
  2. Trayectoria profesional
  3. Cómo solicitar empleo siendo mayor de 50 años y evitar la discriminación por edad
Redactado por Paul DruryPaul Drury

Cómo solicitar empleo siendo mayor de 50 años y evitar la discriminación por edad

24 min. de lectura
Cómo solicitar empleo siendo mayor de 50 años y evitar la discriminación por edad
Diseño gráfico:Natalia Savinova
Las investigaciones demuestran que los solicitantes de empleo de más edad se enfrentan a menudo a problemas de discriminación. ¿Qué puedes hacer para evitar que te discriminen por tu edad? ¿Existe algún tipo de normativa que apoye a los trabajadores mayores? Además, te explicaremos cómo solicitar empleo con éxito a partir de los 50 y cómo crear un CV contundente.

La edad solo es un número

"La edad solo es un número". Esta es una cita que queda muy bien en boca de una adolescente cuando sus padres levantan una ceja después de decirles cuántos años tiene su nuevo novio. En el amor, la edad no suele tener demasiada importancia. Pero los mayores de 40 años estarán de acuerdo en que en el mercado laboral la edad juega un papel más y más importante según van cumpliendo años. Si estás buscando empleo, no cabe duda de que tu edad es mucho más importante que "solo un número".

Lista de estadísticas

"Una encuesta de CVapp.es muestra que la mitad de los mayores de 40 años han tenido la sensación de estar en desventaja por su edad durante un proceso de solicitud de empleo. Esto es más frecuente si el proceso se realiza por correo electrónico o por teléfono solicitando trabajo en otra empresa (54 %), o durante una entrevista de trabajo en otra empresa (48 %). La discriminación por edad parece ser menos frecuente en caso de tratarse de una solicitud o promoción interna (28 %)".

El término “edadismo” (derivado del inglés “ageism”, acuñado en 1969 por el psicólogo experto en envejecimiento Robert Buttler) alude a la discriminación por edad, que puede darse en todos los ámbitos de la vida, incluyendo por supuesto el entorno laboral. Una investigación sobre edadismo y trabajo (en inglés) realizada por WerkLabs y The Mom Project demuestra que el 75 % de las 700 personas mayores de 40 años encuestadas han sido etiquetadas como "viejas" en algún momento de su búsqueda de empleo. Esta sensación de discriminación por edad se produce en todas las fases del proceso de contratación:

  • Por ejemplo, el 67 % no siente que vaya a ser bien recibido/a al leer un anuncio de empleo con frases que contienen palabras como "principiante", "equipo joven" o "gran dinamismo". Este tipo de términos aparece con bastante frecuencia especialmente en el marketing digital (81 %), la publicidad (84 %) y las finanzas (85 %).
  • Durante la fase de la entrevista, los empresarios y encargados de selección de personal tienden a restar importancia a la amplia experiencia laboral haciendo más hincapié en lo importante que es dominar las nuevas tecnologías, incluso aunque los encuestados puedan demostrar sus conocimientos tecnológicos.
  • En el proceso de una solicitud de empleo, a algunos encuestados se les rechazó por ejemplo por falta de "ajuste cultural". Según Pam Cohen, autora principal del estudio, un comentario del tipo "no encajas en el equipo" es una forma de enmascarar la discriminación por edad.

El “edadismo” en el proceso de la búsqueda de empleo es bastante habitual. Injustificadamente, ya que diversos estudios realizados a lo largo de los años han demostrado que los trabajadores de más edad rinden igual o mejor que los más jóvenes. Los mayores de 55 años son capaces de utilizar las mismas tecnologías que sus compañeros de entre 18 y 35 años. Además, son más estables en su rendimiento y se ausentan menos del trabajo.

Al igual que cualquier otra forma de discriminación, la discriminación por edad también está prohibida según la Ley de Sanciones e Infracciones en el Orden Social. De hecho, esta Ley considera una infracción muy grave “establecer condiciones, mediante la publicidad, difusión o por cualquier otro medio, que constituyan discriminaciones favorables o adversas para el acceso al empleo por motivos de sexo, origen, incluido el racial o étnico, edad, estado civil, discapacidad, religión o convicciones, opinión política, orientación sexual, afiliación sindical, condición social y lengua dentro del Estado”. El “acceso al empleo” se refiere a la fase que nos interesa: publicación de ofertas de trabajo, selección de candidatos, etc.

Por lo tanto, el “edadismo” o discriminación por edad en anuncios de empleo, entrevistas laborales y otras fases de la selección de personal está sancionado. El problema es que es difícil de demostrar. Así que tenemos que centrarnos más bien en la siguiente cuestión: ¿qué puedes hacer si quieres solicitar empleo con éxito y eres mayor de 50 años? A continuación te ofrecemos una serie de consejos para solicitar empleo a partir de esta edad.

Solicitar empleo a partir de los 50: haz bien tus "deberes"

Algunos estudios como el que hemos mencionado más arriba dejan claro que los trabajadores de edad avanzada suelen estar en posición de desventaja a la hora de buscar trabajo. Para estar a la altura tendrás que prestar atención a los pequeños detalles, porque una buena preparación de tu proceso de solicitud de empleo es mucho más importante a partir de los 50 años.

Y el proceso de solicitud comienza ya cuando todavía tienes otro trabajo. Al fin y al cabo, la vida es imprevisible. Uno no siempre sabe con demasiada antelación que tiene que ponerse a buscar otro trabajo. Por lo tanto, resulta prudente hacer ciertos preparativos de antemano por si te toca ponerte a buscar empleo “de un día para otro”.

Tus "deberes" a partir de los 40

  • Si todavía no tienes perfil en LinkedIn , ahora es el momento de crearlo. Esto aumenta tu visibilidad, te ayuda a mantener una buena red de contactos, a buscar vacantes, y a veces puedes solicitar empleo directamente desde tu perfil de LinkedIn.
  • Mantén actualizada tu red de contactos y céntrate en ampliarla. Cuanto mayor sea tu red, mayor será la posibilidad de que algún contacto te ayude a encontrar trabajo.
  • Continúa haciendo cursos, formaciones y otras actividades de perfeccionamiento. Te resultarán también útiles en tu trabajo actual, pero además irás haciendo currículum y demostrarás tu interés por la formación continua.
  • Por extensión, sigue aprendiendo nuevas competencias. Las empresas consideran especialmente importante que estés al día en conocimientos tecnológicos.
  • Despídete de tu cuenta de Hotmail (o de otro sistema obsoleto) y créate una dirección de correo moderna, por ejemplo de Gmail o de Outlook. Un correo electrónico anticuada da la impresión de que no estás al día.

Tus "deberes" desde el momento en que buscas un nuevo trabajo

  • ¿Todavía no has hecho los “deberes” de a partir de los 40 años? ¡Pues empieza ya hoy mismo!
  • Comunica a tu red de contactos que estás buscando un trabajo y explica qué tipo de trabajo tienes en mente. Cuanto más concretamente puedas explicarles cómo es tu trabajo ideal, más fácil será que tus contactos piensen en ti para ese empleo que te interesa.
  • Configura tu perfil de LinkedIn como "open to work" o abierto/a al trabajo y responde a las publicaciones que te parezcan interesantes para aumentar tu visibilidad.
  • Recopila referencias y recomendaciones. Quedarán bien en tu perfil de LinkedIn, pueden resultar útiles a la hora de solicitar trabajo y es una buena oportunidad para decirle a la gente que estás buscando un nuevo reto.
  • Envía un mensaje (a través de LinkedIn) a alguna empresa interesante y no le cuentes lo que has hecho, pero lo puedes hacer, lo que te gustaría hacer y las ideas de lo que puedes aportar a esa organización concreta.

¿Qué hacer para evitar la discriminación por edad?

Si estás buscando trabajo activamente, no te interesa que te rechacen ya de entrada por tu edad. Puedes evitar este tipo de discriminación si presentas un currículum que no muestre este dato. Eso significa que deberás omitir cosas como tu fecha de nacimiento, el año en que te graduaste en la Universidad y tus primeros años de experiencia laboral. En ese caso, el encargado de selección solo podrá hacer suposiciones sobre la edad que tienes.

Ventajas de omitir tu edad en el CV

  • La edad contribuye a la formación de la imagen. El encargado de selección de personal solo podrá acceder a esa pieza del puzle cuando te invita a la entrevista de trabajo. Si encajas bien con el puesto vacante, habrás despertado su curiosidad y tendrás más posibilidades de conseguir una entrevista.
  • Puesto que no se menciona la edad, el encargado de selección tendrá que fijarse más en tu experiencia laboral, formación educativa y competencias para hacerse una idea de quién eres. Esto puede jugar a tu favor especialmente en los trabajos en que es importante tener experiencia.

Desventajas de omitir tu edad en el CV

  • No mencionar tu edad o evitar dar pistas sobre ella también puede jugar en tu contra. El encargado de selección podría calcular que eres aún mayor o simplemente poner tu CV en el montón del "no" sin más, porque no está de humor para adivinanzas.
  • Si te invitan a una entrevista de trabajo porque tu CV da la impresión de que eres un empleado joven, también te puede salir "el tiro por la culata". El encargado de selección espera encontrarse con una persona de entre veinte y treinta años y ve entrar a alguien de cincuenta o sesenta. Esa es una primera impresión negativa que hay que evitar.

Por eso, en nuestra opinión, no mencionar tu edad no es la mejor solución.

La mejor solución para combatir con éxito el “edadismo”

Sé sincero/a sobre tu edad. Aprovecha tu veteranía y elabora un CV convincente que demuestre que eres entusiasta, enérgico/a, con ganas de aprender, comprometido/a y con experiencia.

El CV de una persona mayor

Si ya ha pasado un tiempo desde la última vez que solicitaste empleo, necesitas darle un repaso a tu currículum. Con estos consejos, tu currículum estará bien actualizado y te presentarás de forma óptima:

  • Actualiza los títulos de los puestos de trabajo, adapta los nombres anticuados a las funciones actuales. Por ejemplo, lo que antes era "el jefe" hoy en día se nombra de otras formas como "coordinador de equipo" o "gerente" y un vendedor es el gerente de ventas, coordinador de ventas, o incluso con el término en inglés, sales manager.
  • Indica tu fecha de nacimiento, pero no ofrezcas más información sobre tu edad. No hagas comentarios como: "A pesar de mi respetable edad sigo siendo..." o "Viejo de cuerpo pero joven de espíritu" o "Miembro activo del equipo senior de… ".
  • Optimiza tu CV para los sistemas de seguimiento de candidatos (ATS, por sus siglas en inglés).  Con un software ATS, el personal de RR. HH. puede seguir más fácilmente a sus candidatos durante todo el proceso de la solicitud de empleo, desde la recepción del currículum hasta la contratación final. El ATS busca en los currículos cualificaciones y palabras clave introducidas por la empresa. A continuación, el ATS filtra los que más coincidencias tienen con estos conceptos. El resultado es que solo una pequeña selección de todos los currículos recibidos llega realmente a la mesa del empleador. Por lo tanto, utiliza en tu CV palabras clave que también aparezcan en la oferta de trabajo y elige un diseño y un formato de archivo adecuados para el escaneo del ATS.
  • Presta especial atención a la sección del perfil profesional de tu CV. Muestra en este apartado en unas pocas frases quién eres como persona y en qué medida encajas en ese empleo y en la organización. El perfil profesional está en la parte superior de tu CV y los encargados de selección suelen leerlo a conciencia. Puedes utilizarlo para ofrecer información sobre tus logros, explicar tus ambiciones y mostrar que tienes experiencia y ganas de aprender.
  • Añade aficiones e intereses a tu CV. Puedes utilizar este apartado para mostrar que tienes energía y llevas una vida activa. También te permite demostrar tus competencias y da al encargado de selección una idea de tu personalidad.
  • Céntrate en los últimos 10 años de experiencia laboral. Todo lo anterior apenas cuenta. El empleador quiere saber qué conocimientos, experiencia y competencias has adquirido en los últimos diez años que puedan ser aplicables en su empresa.
  • Añade competencias y cualidades personales y haz que coincidan con lo que busca la empresa. Lee atentamente la oferta de trabajo para saber qué cualidades son importantes para desempeñar esa labor con éxito.

Cómo presentarte en la entrevista de trabajo si tienes más de 50 años

¿Un CV sólido y convincente ha hecho que consigas una entrevista de trabajo? Entonces prepárate bien para las preguntas relacionadas directa o indirectamente con tu edad. El encargado de selección puede tener una serie de dudas y prejuicios sobre esto. Asegúrate de que puedes explicar con detalle por qué tus años de experiencia adicionales son una ventaja en ese empleo. Elimínale los prejuicios sobre tus ganas de aprender, los requisitos salariales, los conocimientos de software y el ritmo de trabajo. Céntrate en:

La experiencia: Con tantos años de experiencia laboral en tu mochila, has visto ir y venir muchas tendencias empresariales. Sabes lo que funciona y lo que no, no te dejas engañar por las circunstancias y trabajas con seguridad.

El compromiso: A estas alturas, ya tienes una idea clara del tipo de organización en la que encajas y de las tareas que te convienen. Eres capaz de volcarte en el negocio y disfrutas trabajando por un objetivo superior.

La estabilidad: Lo más probable es que, si tienes 50 años o más, tu situación familiar sea estable, el ajetreo de una familia joven haya quedado atrás y te conozcas mejor a ti mismo/a que hace 20 años. Eso te convierte en el factor estable de un equipo joven.

La productividad: Tu amplia experiencia laboral hace que realices ciertas tareas con más facilidad y que aprendas otras nuevas también más fácilmente. Tienes un firme conocimiento de la materia, ya has experimentado muchas cosas y sabes cómo resolver un contratiempo imprevisto. Eso aumenta tu productividad.

La fidelidad: Mientras que los trabajadores jóvenes tienden a ir y venir cambiando de empleo, tú eres un/a trabajador/a leal. No cambiarás de trabajo así como así, sino que intentarás sacar el máximo partido a tu puesto.

Tu amplia capacidad de despliegue: Si tienes más de 50 años, lo normal es que hayas tenido diversos empleos y cargos laborales. Esto significa que tienes muchos conocimientos sobre diferentes procesos empresariales. Por eso puedes ayudar a tus compañeros en sus tareas en momentos de presión o suplirlos en caso de enfermedad.

Bonificaciones y ayudas a empresas que contraten a mayores de 40 años

Existen diversas bonificaciones y ayudas del Estado y de las diferentes Comunidades Autónomas, tanto para empresas como para solicitantes de empleo. Su objetivo es contribuir a que los solicitantes mayores de 40 años puedan permanecer activos en el mundo laboral sin que se les discrimine por su edad.

Por ejemplo hay bonificaciones en el pago de la cuota a la Seguridad Social para las empresas que contraten de forma indefinida a personas mayores de 45 años. También existen bonificaciones para autónomos que contraten a personal de este mismo rango de edad.

La Comunidad de Madrid ofrece subvenciones para la reinserción laboral de personas mayores de 45 años, y la Junta de Andalucía también ofrece incentivos para la contratación indefinida de personas mayores de esta misma edad. El resto de Comunidades Autónomas también cuenta, de una u otra manera, con ayudas y subvenciones a las empresas para facilitar la inserción laboral a partir de cierta edad.

Trabajar con más de 65 años o después de la jubilación

Cada vez hay más personas que siguen trabajando después de los 65 años. Les gusta tener ritmo y estructura en sus días, estar entre otra gente, compartir sus conocimientos y seguir siendo útiles.

A menudo, después de alcanzar la edad de jubilación, este grupo sigue trabajando para la empresa en la que ha estado empleado durante muchos años. En ese caso, la llamada jubilación demorada sigue generando derechos de pensión. Es importante saber que, aunque la jubilación es un derecho, desde la reforma de pensiones de 2013 ya no es una obligación hacerlo al alcanzar cierta edad. También es importante saber qué normativas e impuestos son aplicables a tus ingresos por trabajo y pensión si decides seguir trabajando a partir de la edad de jubilación.

Si tienes más de 65 años y quieres trabajar o volver a trabajar, hoy en día existen muchas plataformas de búsqueda de empleo especialmente dirigidas a personas mayores. Aquí te dejamos algunos ejemplos:

Búsqueda de empleo activa después de los 50 años

Llevas un tiempo solicitando empleo, pero esto todavía no ha dado su fruto. Es hora de ampliar tu visión y dar un giro positivo en tu búsqueda de trabajo. Es importante que no te quedes quieto/a, porque las empresas se fijarán en lo que has hecho durante los últimos tres años. Si has estado desempleado/a durante este periodo, esto no da una buena impresión. Es mejor mantenerse ocupado/a, por ejemplo con algún tipo de formación, trabajo voluntario o unas prácticas. Nuestros consejos:

  • Apúntate a algún curso o formación. Adquirir nuevos conocimientos siempre es valioso. Incluso puedes acceder a formaciones que te ayuden a reorientar tu trayectoria profesional.
  • Consulta la oferta formativa del SEPE.
  • ¿Tienes mucha experiencia que no consta en tu CV por falta de certificaciones? Entonces, hazla visible y oficial certificando tu experiencia laboral.
  • ¿Es difícil encontrar trabajo en tu sector actual? Haz el test del portal de empleo del Ministerio de Trabajo y Economía Social para saber a qué otras posibilidades laborales podría adaptarse tu perfil. Los sectores de cuidados, educación, informática y tecnología suelen tener alta demanda. Uno o dos años de estudios suelen ser suficientes para iniciar una nueva trayectoria profesional.
  • Considera la posibilidad de hacer unas prácticas. Durante las prácticas puedes demostrar cuál es tu valor añadido para que desaparezcan los prejuicios sobre tu edad. No serías el/la primero/a en convertir unas prácticas en un empleo permanente. Busca "prácticas" en las bolsas de trabajo junto con el nombre que la profesión que te interesa.
  • Lo mismo ocurre con el voluntariado. Tal vez puedas utilizar esta vía para establecerte como mano de obra valiosa. En todo caso, al menos siempre quedará bien en tu CV.
  • Dirígete a empleadores que busquen específicamente personal de edad avanzada.
  • Visita las jornadas de puertas abiertas de diversas empresas. Hoy en día esto también se puede hacer por internet, lo que facilita aún más saber de primera mano cómo es el ambiente de algunas empresas.
  • ¿Te enfrentas a un rechazo tras otro? También puedes evaluar la posibilidad de empezar a trabajar como autónomo/a. Esta es una forma ideal de ser tu propio/a jefe/a y trabajar para clientes que te elijan conscientemente por tu antigüedad y tu experiencia.

Y, por último, sigue cultivando tu red de contactos. Muchas vacantes en el sector privado se siguen cubriendo a través del "boca a boca", así que asegúrate de que tu red de contactos sepa que estás buscando trabajo y perfílate como demandante de empleo. ¡Buena suerte!

Aquí te dejamos más lecturas sobre la discriminación por edad y solicitud de empleo para mayores de 50 años:

Crea tu CV en 15 minutos
Crea tu CV en 15 minutos
Usa plantillas de CV profesionales y probadas en situaciones reales que siguen las reglas exactas para currículos de los departamentos de Recursos Humanos.
Crear mi CV
Crea tu CV en 15 minutos
Crea tu CV en 15 minutos
Usa plantillas de CV profesionales y probadas en situaciones reales que siguen las reglas exactas para currículos de los departamentos de Recursos Humanos.
Crear mi CV
Comparte este artículo
Sigue leyendo
Trayectoria profesional6 min. de lectura
5 cosas que debes hacer antes de aceptar un trabajo
Cosas que debes hacer antes de aceptar un puesto de trabajo
Entrevista de trabajo16 min. de lectura
Cómo llenar una oferta de empleo que te consiga una entrevista
Cómo llenar una oferta de empleo que te consiga una entrevista
Trayectoria profesional5 min. de lectura
Cómo potenciar tu CV con formación en transformación digital
 Cómo potenciar tu CV con formación en transformación digital
Currículum12 min. de lectura
La importancia de las habilidades comunicativas en el trabajo
La importancia de las habilidades comunicativas en el trabajo
Examinar todo
Este sitio web usa cookies para optimizar la experiencia del usuario y realizar analíticas y marketing. Al hacer uso de nuestro sitio web aceptas todas las cookies, de acuerdo con nuestra Política de cookies y Política de privacidad.
Aceptar cookies